VII Seminario Política 2.0 AVAPOL: Los retos de la transparencia en la Comunitat Valenciana

Desde nuestros comienzos como asociación profesional, uno de los eventos anuales más emblemáticos de AVAPOL es su Seminario de Política 2.0, dedicado a un tema específico que siempre conjuga Ciencia Política y Nuevas Tecnologías. Son ya siete las ediciones que dan buena cuenta de nuestra consolidación como asociación y nuestro compromiso con la sociedad académica y civil valencianas. Pero ello no sería posible sin el apoyo de la Universitat de València, a la que agradecemos enormemente su implicación año tras año, especialmente a la Facultat de Dret y a su Decana Dª Mª Elena Olmos, y  al Departamento de Derecho Constitucional y Ciencia Política y a su Director D. Joaquín Martín Cubas.

Así pues, nuestro VII Seminario ha tratado sobre la transparencia en la Comunitat Valenciana  y sus retos actuales, en el que diversos investigadores y profesionales de distintos ámbitos y administraciones públicas valencianas nos aportaron su visión y experiencia.

VII Seminario Política 2.0 AVAPOL transparencia - público

Borja Colón de Carvajal, Jefe del Servicio de Administración e Innovación Pública de la Diputación de Castellón, abrió el Seminario con su Conferencia inaugural “Open data, transparencia e innovación pública”. En su ponencia destacó el importante papel de la administración electrónica, ya que con su puesta en funcionamiento, “ya no hay facturas en el cajón”, afirmando que existe un claro paralelismo entre el grado de desarrollo de la administración electrónica y la supervivencia de la transparencia. Además, analizó los principales problemas a los que se enfrenta la administración electrónica actual, entre ellos cómo gestionar, almacenar y conservar una ingente cantidad de documentos en la nube -que en numerosas ocasiones requieren de laboriosos filtros manuales-, y cómo garantizar al mismo tiempo el cumplimiento de la ley, especialmente la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal. Concluyó su ponencia identificando el objetivo final de la transparencia, que no es otro que la rendición de cuentas y por ende, el empoderamiento de la ciudadanía.

A continuación tuvo lugar la Mesa redonda del Seminario, titulada “Transparencia: una visión desde diferentes administraciones”. En esta mesa intervinieron cargos políticos y directivos de las distintas administraciones públicas valencianas. Zulima Pérez i Seguí, Amalia López Acera, Ricard Martínez Martínez y José Ignacio Pastor Pérez nos hablaron de cómo ellos y sus equipos gestionan la transparencia desde su día a día en la Generalitat Valenciana, la Diputación de Valencia y el Ayuntamiento de Valencia, respectivamente. Además de contarnos los programas y actividades que están llevando a cabo en materia de transparencia, los cuatro ponentes coincidieron, charlando con el público, en que el horizonte deseable sería precisamente “morir de éxito“, es decir: que la transparencia se convirtiera en una buena práctica transversal en toda actividad pública y, por tanto, llegara el día en que no fuesen necesarios departamentos o consellerias de transparencia creados ad hoc en las administraciones públicas.

Después de un pequeño descanso, llegó el turno de la Conferencia magistral, a cargo del profesor Esteban Arribas: “La transparencia y el buen gobierno en las administraciones públicas”. Centró su exposición en el ámbito de la contratación pública, explicando en primer lugar las cuatro fases de las que consta: 1) Implementación; 2) Licitación; 3) Evaluación de la licitación; y 4) Implementación y seguimiento. A lo largo de su ponencia, el profesor Arribas  mantiene la tesis de que la corrupción puede darse en cualquiera de las fases y en cualquier actor implicado, pero que muy frecuentemente se da antes de la misma fase 1: la incorrecta identificación de necesidades, previa a la Implementación. Su propuesta es implantar Pactos de Integridad, que permitirán prevenir conductas corruptas y una mayor transparencia al conseguir que todas las partes implicadas opinen en el proceso de identificación de necesidades: ciudadanía, empresa adjudicataria y cargos públicos. También señala el importante papel que ejercen los observadores externos en los Pactos de Integridad: se trata de profesionales independientes  que velarán por el buen funcionamiento de todo el proceso de contratación y ejecución pública (de hecho, el ponente considera que la Unión Europea podría ser un actor neutral ideal para financiar a estos profesionales). Además, el profesor Arribas quiso finalizar su intervención destacando que en estos momentos la Comunitat Valenciana es pionera en España en la puesta en funcionamiento de experiencias piloto en  Pactos de Integridad.

La Conferencia de clausura “Los retos de la transparencia en la Comunitat Valenciana” fue a cargo de Manuel Alzaraz Ramos, Conseller de Transparència, Responsabilitat Social, Participació i Cooperació de la Generalitat Valenciana. Comenzó afirmando que su Conselleria, de nueva creación, “tiene muchas más funciones que presupuesto”, ya que el 51% del mismo se destina a Cooperación Internacional, y una de las razones por las que existe el Consell de Transparència es la necesidad de reconstruir el relato de la Comunitat Valenciana, donde han salido a la luz numerosos casos de corrupción. Como ejemplo de esa reconstrucción del relato, sugiere retomar el espíritu de la inscripción latina que puede leerse en la parte alta de los muros de la Lonja de Valencia (s. XV-XVI):

[“Casa famosa soy en quince años edificada. Probad y ved cuán bueno es el comercio que no lleva fraude en la palabra, que jura al prójimo y no le falta, que no da su dinero a usura. El mercader que se haga así rebosará de riquezas y después gozará, por último, de la vida eterna”.]

Además, Manuel Alcaraz reflexionó sobre la cultura de la sospecha, afirmando que es necesario la generación de climas que impidan la corrupción, tal y como sostiene la jurisprudencia alemana, y que por tanto es necesario repensar las instituciones democráticas en esta línea. La última parte de su intervención la dedicó a explicar las distintas acciones llevadas a cabo en la Comunitat, destacando la creación de la propia Conselleria de Transparència, el Portal de Transparència y la firma de convenios con distintas administraciones públicas para trabajar conjuntamente en pro de la transparencia.

En definitiva, una enriquecedor Seminario con una magnífica afluencia de público, en el que el mensaje predominante fue que la transparencia no es un fin en sí mismo. Todos los ponentes coincidieron en que la transparencia debe ser un medio para conseguir un cambio en las prácticas culturales de nuestras sociedades a todos los niveles: organizativo, institucional, político y cívico. En esencia, la transparencia ha de ser un instrumento para educar en valores a la ciudadanía del futuro y conseguir, en palabras del Conseller Manuel Alcaraz, “que el poder de la transparencia sustituya al poder del control”.

“Somos politólogos y politólogas, somos AVAPOL”